style="margin-top:40px;". ¿Por qué fallan el 98% de los programas para bajar de peso? - Belleza con Luza Ríos

¿Por qué fallan el 98% de los programas para bajar de peso?

Se cambia de cuerpo con menos esfuerzo, de manera más espontánea que cuando se cambia de ropa. El cuerpo no es una cosa, es más bien un proceso.
Nuestra energía y emociones tienen una gran influencia sobre nuestro metabolismo

Las tablas que usan las compañías de seguros para clasificar el peso según la altura; tablas similares en las balanzas públicas, y en los artículos de revistas referidos a la dieta. Con estas tablas predicen salud y longevidad como resultado del peso. Sea cierto o no, este no es nuestro tema a tratar; pero sin duda llevan a mucha gente a la conclusión de que está obesa y a sentirse mal.

Otra influencia de peso ideal es la de anuncios de equipos de gimnasios, famosos y modelos con aspecto famélicos, siempre maquillados anti naturalmente con Photo Shop, cambiando ostensiblemente la percepción y auto aceptación del propio cuerpo.

Si cada Ser Humano, tiene un cuerpo único y total, entonces yo considero que no debemos permitir encajarnos en una tabla generalizada como todos fuésemos copias o clones.

El peso ideal tiene que ser una meta referida a sí mismo con responsabilidad y posibilidades de cambio. Que te haga sentir saludable, lleno de energía atractiva y cómoda con su cuerpo.

El cuerpo es un milagro de ingeniería biológica. Su perfección está siempre presente, y el primer paso hacia una genuina salud consiste en comprenderlo. La solución reside en recuperar la fisiología perfecta con la que, la naturaleza le ha dotado. Y es más fácil de lo que te imaginas.

Es probable que no te sientas cómoda consigo misma, y, creas que para lograr el equilibrio debas estar en una constante lucha: contabilizando la cantidad de calorías que consumes, o limitando el consumo de grasas, o aumentando enérgicos ejercicios. Tal vez todo esto funcione un tiempo, pero también existe una gran posibilidad de que recuperes el peso perdido en un año o año y medio.

Contar calorías, privarse de los alimentos que te gustan, y el agotamiento físico exagerado, no te proporcionarán los principios naturales para equilibrar la mente y el cuerpo.

Para empezar se debe aprender a escuchar las señales que emanan del cuerpo, para restablecer el ritmo natural de su fisiología, algo propio que tiene el Ser Humano desde que nace. Es aprender a vivir de acuerdo con sus necesidades biológicas y no a combatirlas. Desaparecerá el ansia por alimentos que no son sanos. La pérdida de auto estima que acompaña a los kilos de mas es sustituida por bienestar general y orgullo de sí misma. Se acabará la lucha por obtener la naturalidad, de ser reales y totales

Las investigaciones demuestran que la mitad de la población española, inicia una dieta para reducir su peso; un 75% de las mujeres creen que tienen que adelgazar.


¿Por qué fallan el 98% de los programas para bajar de peso?

Yo creo que el fallo radica en que la mayoría de los Seres Humanos perciben el cuerpo como algo estático, lo ven como algo materialista, como una estructura sólida, con comportamientos fijos y rígidos que se desarrollan porque “así es la vida”, que el cuerpo se tiene que deteriorar con la edad, porque…”así es la vida”.

Según la ayurveda (palabra sánscrita “la ciencia de la vida”: nuestro cuerpo es un rio de inteligencia, información y energía que se renueva constantemente a cada segundo de la existencia.

Se cambia de cuerpo con menos esfuerzo, de manera más espontánea que cuando se cambia de ropa. El cuerpo no es una cosa, es más bien un proceso.


Veamos nuestro cuerpo en el funcionamiento, los cambios, el fluir. Para que este proceso se dé, debemos hacer lo que le constituye de la misma forma. Las funciones más importantes son la comida, la respiración, la digestión, el metabolismo, la eliminación, y lo más importante que equilibra a todas, es la energía de la conciencia.

En menos de un año, el 98% de los átomos del cuerpo cambian por completo. En esto influye el ADN, que conservan la memoria de millones de años de evolución. La materia prima del ADN (carbono – hidrogeno – nitrógeno – y oxígeno) vienen y van cada seis semanas como las aves migratorias.

Nuestra energía y emociones tienen una gran influencia sobre nuestro metabolismo.

El metabolismo que gobierna el modo que la comida se consume y se convierte en energía. Al mismo tiempo, las emociones, los sentimientos, deseos y procesos de emociones negativas, modulan y cambian nuestro perfil metabólico, perdiendo energía vital. Otras emociones aceleran el metabolismo y otras lo frenan.

Algunas emociones provocan una excesiva secreción ácida en el estómago, otras el efecto contrario. Cualquier suceso en esa maravillosa red de inteligencia se manifestará a través de variados procesos metabólicos. .

La emoción se manifiesta en el metabolismo y este altera la energía del Ser: para dirigir tus emociones hacia la salud, existe un proceso conocido como autorreferencia. Es buscar dentro de sí misma y del propio sistema de valores internos para influir en los pensamientos o acciones. Otra alternativa es referirse a los objetos, uno responde a los de afuera para gobernar su comportamiento

¿Cómo practicar la autorreferencia?

La autorreferencia está presente cuando uno dirige la atención hacia emociones internas no manifestadas: mensajes de bienestar o malestar; en realidad la naturaleza en su sabiduría infinita solo nos envía dos mensajes (bienestar o malestar)

Para llamar a esa inteligencia interna, basta con que utilice el proceso de atención. Comencemos a enfocar la atención a esa inteligencia interna de tu cuerpo. Esta te ayudará a identificar y conocer más acerca de tu apetito y hábitos de comer.

Regla Nº 1 – autorreferencia

Come cada vez que tenga hambre. Cuando no tenga hambre ¡no comas!

Te sugiero seguir esta indicación durante un periodo de 21 días, lo más estrictamente que puedas

Aunque esta regla parece algo más que evidente, muchas personas comen sin relación con el hambre. Comen por hábito, por influencias sociales, o por la tensión del trabajo y de las relaciones. Todo esto es con referencia a lo material. Son claves que disparan la conducta.

Ten en cuenta que el hambre, es una señal de inteligencia del cuerpo que desea comer, preparándose para realizar un metabolismo adecuado del alimento que va a recibir. Si no hay hambre, no se requiere nutrición y el cuerpo no esta preparado para metabolizarlo. Comer sin tener hambre, este ejemplo te ilustrará un poco la situación: si vas en tu coche y pasas ante una estación de servicio y adviertes que tienes poco combustible, tendría sentido que entraras e hicieras llenar el tanque. Pero suponiendo que el tanque de tu coche esté lleno, y tú intentaras llenarlo más, no te brindaría ningún beneficio al coche, y provocaría un desastre. Pero esto es algo que sabes que no le conviene, y optas por pasar de largo por la estación; sabia decisión, el tanque no necesita excederse en combustible. Esto es lo que sucede cuando comes sin tener hambre.

Es complicado determinar cuando uno realmente tiene hambre, y para ayudarte te presento el satisfacciometro, diseñado por Deepak Chopra, técnica que te servirá para darte cuenta del nivel real de apetito y del modo apropiado de satisfacerlo.

Este satisfacciometro, te ayudará a entender mejor lo relacionado con comer según el hambre: el estómago requiere lugar para permitir una digestión correcta. Si no queda espacio, sentirás malestar, distención, pesadez y una mala digestión; por lo tanto comer hasta que el estómago este completamente lleno produce toxinas metabólicas y esto te lleva a la obesidad.


Niveles del satisfacciometro:

1. Cuando sientas hambre coloca la mano sobre el estómago concentrando su atención en esta zona del cuerpo (“el valor de la atención”)

2. A continuación usa la siguiente escala para valorar el nivel de apetito:

NIVEL 0-1

Mientras se desarrolla la digestión, llega un punto en el cuál no se siente que haya quedado resto alguno en el estómago de la comida anterior. Se siente vacío y se experimenta hambre. En este nivel se debe comer.

NIVELES 2-3-4

Así se siente cuando esta comiendo sin molestias, o cuando picotea después de haber comido, aún esta digiriendo. En estos niveles no hay hambre

NIVEL 5

A medida que come empieza a sentirse satisfecho

NIVEL 6

Este es el punto de máximo bienestar. Se siente completamente satisfecha, no hay sensación de hambre, ni excesiva saciedad. En este nivel debería dejar de comer.

EVITA ESTOS NIVELES:

NIVELES 7 Y 8

Ha sobrepasado el nivel de bienestar. Después de comer siente mal estar, pesadez, embotamiento y distensión del abdomen.

Los próximos 21 días empieza a comer solo si esta el rango del 0 al 1

Tal vez deba comer a horas inusitadas, o no hacerlo durante largos periodos. Coma cuando esté en el nivel 0 al 1 y deje de comer cuando llegue al nivel 6.

Durante estos 21 días emplee el registro diario de niveles de hambre cada vez que coma

Registre las comidas, aperitivos, y tentempié, todos los dias (21) : tabla de 8 columnas y 21 filas

1. hora que come                                  lunes, martes, miercoles jueves, viernes, sabado, domingo
2. nivel de hambre antes de comer
3. nivel de hambre después de comer

Trata de practicar el valor de la atención (puedes aplicarlo en todos los aspectos de tu vida). Con algo de práctica puedes identificar tu nivel de satisfacción en cada momento. Trata de colocar las manos sobre el estómago varias veces al día dirigiendo tu atención en esta zona del cuerpo.

Según el ayurveda, conviene comer hasta llenar tres cuartas partes de la capacidad del estómago, ¡no más!

Si te sientes pesada, somnolienta o embotada después de comer, es posible que hayas comido demasiado. Trata de corregirlo a posteriori. No sientas culpa, los errores forman parte del proceso de aprender.

Si continúas practicando la autorreferencia, y te alimentas según el satisfacciometro con constancia durante 21 días, te sorprenderás de comer muy poco, incluso durante un día entero o más. Esto sucede porque los ritmos biológicos están reprogramándose.

Si no comes es porque no tienes hambre. Olvídate de la frase “estoy a dieta” este no cabe en este tema.

Si tienes hambre (nivel 0-1) ¡come! No te resistas

Recuerda, dentro de los 21 días de reprogramación, solo debes comer si estas en el nivel 0-1, debes sentir una sensación definitiva de hambre.

Durante 21 días, tendrás tiempo de tomar más conciencia de las señales internas del cuerpo; es un tiempo, de autoconocimiento que permitirá lograr un cambio.

Esta rutina es recomendable 21 días como proceso de reconexión mente – cuerpo. Tiempo para sensibilizarse y entender las señales que nuestro cuerpo emiten, y como usarlas para cuidarnos correctamente.

Después de estos 21 días de puesta a punto de la inteligencia interna del cuerpo, será conveniente adaptar el reloj biológico comiendo todos los días a la misma hora. En la mayoría esto se hace naturalmente al cabo de 2 semanas de llevar a cabo el proceso de autorreferencia.

El peso ideal es pues, una meta referida a sí misma.

Para definir mejor esa meta responde las siguientes preguntas, escríbelas y responde hasta dos párrafos en un papel. Te sugiero que vuelvas a revisar esta lista para ver si tus ideas han cambiado:

1. ¿Por qué quieres cambiar de peso?

2. ¿Cual quieres que sea tu peso?

3. ¿hay un motivo para que elijas ese número, crees que te sentirás mejor tanto en el aspecto emocional como físico? De ser así ¿Cuál sería el peso ideal si elimináramos esos motivos?

4. ¿a qué edad tuviste por última vez ese peso?

5. Basándote en los cambios inevitables ocurridos desde entonces en edad, forma de vida, responsabilidades de trabajo y familia ¿crees que la respuesta Nº2, es autorreferida, importante y posible de lograr? Si es así, esa cifra representa tu peso ideal.Safe Creative #1104048893507
Share on Google Plus

About belleza con Luza

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.

0 Tu comentario es importante :

Publicar un comentario

En los comentarios encontrarás muchas respuestas a tus preguntas. Inscribete y llena el formulario, así nuestro contacto es directo. Fuerte abrazo, Luza