style="margin-top:40px;". COMO REPROGRAMAR EL NIVEL DE PESO CORPORAL - Belleza con Luza Ríos

COMO REPROGRAMAR EL NIVEL DE PESO CORPORAL

Para entender los mecanismos que nos pueden conducir a adelgazar a través de técnicas mentales, es preciso familiarizarse con el funcionamiento del hipotálamo, el órgano situado en la base de nuestro cerebro que entre sus numerosas funciones ejerce el control biológico de la tendencia a la obesidad. Aunque se trate de un órgano físico, puede influirse en él a través de la mente:

Una parte del hipotálamo regula el apetito y la otra el hambre. El hambre es una necesidad física que no depende de la voluntad, mientras que el apetito es un deseo que pide ser saciado. En los seres humanos, el deseo suele imponerse sobre la necesidad.

Cuando el centro del apetito esta satisfecho, avisa al centro del hambre para que dejemos de comer. Conectado con esos dos centros del hipotálamo, tenemos una especie de termostato de las grasas, un mecanismo de defensa del cuerpo que determina la grasa que debemos almacenar.

Cuando la persona consume menos calorías de las que su cuerpo precisa, el cuerpo necesita más combustible y quema las calorías de reserva. Sin embargo, el hipotálamo interpreta la dieta como hambre y cambia el nivel de termostato para adaptarse a las nuevas condiciones de escasez de comida sin alterar su reserva de grasa. Se produce así un cambio del metabolismo, con lo que la persona come mucho menos, pero la cantidad de grasa almacenada puede mantenerse si se pierde peso pero casi no se elimina grasa, sino músculos y agua.

Al disminuir la masa muscular, el cuerpo se vuelve fláccido y el agua eliminada se recupera al ingerir líquido. Mientras, el termostato sigue programado para el peso anterior y todo se organiza para que el metabolismo continúe garantizando la conservación de ese peso, a menos que se cambie el programa existente.

Se puede reprogramar el funcionamiento del termostato de las grasas modificando la imagen mental que tenemos del cuerpo para que el metabolismo cambie y la nueva imagen mental se manifieste en el cuerpo físico. Eso implica reeducar el apetito eligiendo alimentos más saludables y equilibrar los hábitos de vida.

Como quitar tú traje de grasa paso a paso:

El primer paso en el proceso de desprenderse de los trajes de grasa consiste en descubrir y reconocer el propio cuerpo.

Empieza por quitarte toda la ropa y mirarte en un espejo en el que te veas de cuerpo entero. No es una cosa tan fácil, cuesta observar el cuerpo y el traje de grasa sin juzgarlo y compararlo con otros cuerpos de modelos o estrellas de cine. Pero míralo, haz ese esfuerzo. Observa donde cambia la piel de color, donde varia la textura, busca las estrías, la celulitis. Siente las diferentes temperaturas de la piel, pues las zonas frías revelan tensión subyacente.

El siguiente paso consiste en familiarizarse con la estructura del cuerpo a través del tacto. Empieza a respirar lenta y profundamente durante unos minutos, sintiendo la energía del cuerpo y concentrándote en la energía de las manos.

Ahora explora los pies con tus manos, siente su superficie y deja que tus manos se fundan, amable pero profundamente, en los músculos y después en los huesos.

Deja que tu cuerpo se vaya abriendo a medida que lo exploras. Si encuentras algún tipo de tensión, no fuerces nada: suaviza la presión un poco, e imagina que la respiración se dirige hacia esa zona tensa, y permite que se abra y se libere de ella.

Tras explorar los pies, dirígete a otras áreas de tu cuerpo, especialmente a las cubiertas por grasa. Analiza que es lo que encuentras ahí, tanto en la superficie de la piel como en planos más profundo. Puedes encontrar músculos tensos que duelen si los tocas con suave presión, o pequeños acumulo de grasa semiduros. Sigue explorando y respirando en las zonas tensas, permitiendo un cálido relax, pero siempre sin forzar.

Tomate el tiempo que necesites para conocer tu cuerpo de esta manera y ve eliminando tensión.

Recibir un masaje de intensidad media y profunda, regularmente también es importante. El masaje es una elección de receptividad, de permitir que la energía de otra persona penetre en tus defensas. Si dejas que la energía de la persona que hayas escogido se introduzca entre tu energía corporal, tu traje de grasa empezara a suavizarse y disolverse día tras día.
Share on Google Plus

About belleza con Luza

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.

0 Tu comentario es importante :

Publicar un comentario

En los comentarios encontrarás muchas respuestas a tus preguntas. Inscribete y llena el formulario, así nuestro contacto es directo. Fuerte abrazo, Luza