style="margin-top:40px;". Por que me hice tatuajes en el cuerpo - Belleza con Luza Ríos

Por que me hice tatuajes en el cuerpo

He visto muchos artículos en revistas, donde se habla de la psicología de la persona que se hace un tatuaje. hace 27 años me hice mi primer tatuaje,  y tengo parcialmente el 40% de mi cuerpo tatuado; creo… que los que escriben dichos artículos, que son casi siempre psicólogos, que rechazan el tema, y dicen….que la persona que se hace tatuajes es porque quiere emitir al mundo, una protesta de libertad y, " yo hago lo que quiero con mi pie"l, porque en su fuero interno quieren pisar la autoridad del padre. O… que falta la figura del padre, o que es un renegado de la sociedad, y así, puedes escuchar y leer un sinfín de palabrería que son solo opiniones de alguien que lo dice desde la observación, avalada solo por su opinión profesional, con creencias personales.

Mi primer tatuaje me lo hice para cubrir una pequeña cicatriz, pero al cabo de dos años tenía varios tatuajes que cruzan mi cuerpo en forma diagonal, los brazos nunca los he tatuado, pues veo esto bastante masculino, y quiero conservar mi feminidad aun con los tatuajes. En aquella época, en un País llamado subdesarrollado donde se pregonaba los golpes de pecho, de todo es pecado y se lo va a llevar el diablo, ser la primera mujer con tatuajes, causó gran impacto en unos, el rechazo de otros, y la habladuría de todos. Esto a mi no me causó grandes males, porque mi personalidad pudo con todo ello, y después de unos años, la gente ya acostumbrada a verme, porque fui descaradilla en ofrecer entrevistas y enseñar parte de mis tatuajes, en fotografías;  permitiendo que la gente se cansará del atacar, y por fin dejé de ser el fenómeno de feria. Entré con mis tatuajes en una sociedad, donde los tabúes son el plato de cada día.

Cuando me introduzco en una sociedad de Europa, donde la gente camina y mira hacia adelante, y no le importa si el otro lleva ropa o no, pues mucho menos le importará si tiene o no tatuajes. Empecé a sentir curiosidad, por las personas que llevan tatuajes, y desde 2001, inicié un estudio, guiada por la observación primero, y después análisis personal de personas tatuadas, cuyo perfil es, el 60% artistas, el 40% ejecutivos o empresarios- todos rebeldes de una u otra forma, con esto quiero decir, que pese a que vivimos en un sistema y somos productivos en el, tenemos una vida especial, y una autonomía plena; también el 100% de las personas tatuadas con las que he hablado, y observado, son lideres naturales. Mi conclusión con respecto a por que nos hemos hecho tatuajes, va desde, que en algún momento nos gusta pero no nos atrevemos, y cuando vemos a alguien nos entra el gusanillo, hasta que por fin damos el paso…. Será que somos elegidos para un fin común, y debemos marcarnos?.

Tenemos cosas en común, respetamos a los demás, somos libres, queremos respeto, no renegamos de la familia, y nos gustan los grupos. Todos los tatuados y no tatuados tenemos algo que decir del padre y la madre. El lenguaje colectivo en voz alta es…yo me crié en un hogar maravilloso, mi madre muy buena es una santa y mi padre muy trabajador. Pero no es sino ver sus relaciones de pareja para darse cuenta que son solo palabras, porque la tendencia es repetir lo que hemos aprendido de niños. Los que han tenido padres protectores, amorosos y maravillosos, también se quejan, porque no le permitieron ser independiente, no le dejaron pasar nunca una calle a solas por temor a que algo le pasara, y cuando tuvieron que hacerlo, no sabían como hacerlo…entonces aquí había algo que decir de los padres. Todos los seres humanos nos quejamos en algún momento de algún suceso de niños, aunque nos dé temor admitirlo en voz alta; o sino porque cuando somos adultos, nos cuesta tanto tener una larga conversación con nuestra madre o nuestro padre. Que no se debe generalizar, pues bien, entonces analiza tu niñez hasta los 7 años, bonitos recuerdos, ¿verdad?; sigue analizando desde los 7 hasta los 14, va cambiando un poco el tema, ¿Por qué te revelaste a tus padres?, tal vez porque eras feliz de cómo eran, y porque tenían las mismas ideas. Y que tal desde los 14 años hasta los 21. Antes de los 18 ya soñabas con ser libre. ¿Te haz preguntado porque todos estos cambios?, porque tus padres sufrieron tanto contigo? Porque te prohibían, te bloqueaban el camino, mientras quisieras hacerlo solo?. Pues si tienes tatuajes, todo esto te ha llevado a ello, y si no los tienes es porque todo ello no te lo permite, esto te lo diría un profesional.
Conclusión: nos tatuamos porque queremos, así como la morena quiere ser rubia y se pinta el cabello. O el que tiene la nariz chata y la quiere respingar. Así de sencillo. ¿Que es para toda la vida? Pues bien, la cirugía estética también lo es, y también es cambiar lo que caracteriza tu genética, tu ser físico. Diariamente, la gente busca un cambio, quiere ser algo que no es, unos quieren cabello liso, pero lo tienen rizado, otros quieren ser altas, pero tiran más al suelo. En su sueño interior, son pocas las personas que se sientes satisfechas con su cuerpo, yo me considero una de ellas, y tengo tatuajes, me gusta ver mi cuerpo decorado con peces y flores marinas, marca una diferencia en la intimidad y siempre que paso dejo un tema en el tintero. Lo importante es que nunca he sentido rechazo alguno por tener tatuajes, porque no soy un tatuaje, soy una buena persona que llega a los demás con gracia y también lleva un bonito tatuaje.

Aunque les haya parecido algo drástico y egocéntrico, el porque, me he hecho tatuajes en mi cuerpo, hay algo mas… mis tatuajes han sido una experiencia de conocimiento de lo que hago, maquillaje permanente, como iba a hacer arte si no tenía mi propia experiencia, yo misma me he hecho algunos tatuajes, de esta manera, he podido perfeccionar mi estilo; también me ha permitido sentir y así mismo, evitar que sea mas doloroso para mis clientes. La forma como se coge la maquina, como entra la punta, el ángulo, todo esto es importante para dar forma, o crear textura y así mismo causar intensidad o disminuir el dolor. El sentir la evolución de un tatuaje, me ha marcados las pautas de que sentirán las personas que les hago este tratamiento, y puedo ayudarlas en este proceso con mayor seguridad. De hecho puedo hablar con propiedad, de lo que va a suceder antes de hacerles un maquillaje permanente. Hacerme tatuajes en mi cuerpo, incluye maquillaje permanente, me enseñó también a evitar problemas, que en algún momento he tenido que solucionar, como derrames de pigmento intradérmico, en la auto práctica, pude entender porque esto le pasaba a muchas personas que no eran expertas en este arte.

No quiero justificar que me he tatuado porque tenía que experimentar un arte que no tenía escuelas, era un proceso autodidacta, avalado porque soy artista plástica de escuela y porque, tenía una curiosa obsesión por crear un estilo que ayudara a muchas personas que tenían problemas, como labio leporino, o carencia de cejas, algo tan común después de la moda de quitar las cejas naturales para hacer una fina línea.

Aunque he tatuado mi cuerpo, desde una época donde esto era absolutamente anti natural, siempre tuve claro que es algo que se hace con una responsabilidad muy personal, y que se tiene que tener una gran seguridad. Por eso siempre me negué a tatuar nombres de parejas, o marcas que en algún momento pudiesen traer complicaciones. Entré en el mundo del tatuaje, porque tenía una gran fascinación por hacer arte en maquillajes, no para decorar el cuerpo, porque creo que el maquillaje permanente es algo que embellece y se puede camuflar ciertas irregularidades; de esta manera la personas ganará una confianza que ofrece el estar bien maquillada.

Los tatuajes corporales, son una libre elección que nos llega, y unos lo hacemos y otros no se atreven. Lo importante es que aunque pasen los años, mi tatuaje siempre está ahí. Yo ya no lo veo, no lo siento, es parte de mi, no tengo tatuaje, soy una con mi tatuaje, es algo que me identifica, o, ¿seré yo la que identifico mi tatuaje? Lo importante es que todos los que me rodean me aman y respetan, porque yo respeto al mundo, las personas y la naturaleza. Lo importante no es si llevas tatuajes o no, lo que creo importante es ser y estar. En el momento preciso, para quien te solicite. Vivir en armonía y ofrecer equilibrio, con tu presencia, tu silencio, tu mirada, tu abrazo.

Cuando veas a alguien tatuado, no te permitas invadirle con tu crítica destructiva, no le juzgues, ni pienses que es esto o aquello, tal vez, esta persona puede ser tu maestro, o tu ángel, no se sabe. Los tatuajes no tienen porque ser una marca para que todos se fijen y juzguen, o será, ¿que los tatuajes hacen espejo? Porque aquello que mas criticas y mas rechazas, puede ser alguna parte de ti mismo que no te gusta, pero que es mejor verlo y rechazar lo de afuera que mirarse y aceptar lo que se tiene adentro.
Share on Google Plus

About belleza con Luza

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.

0 Tu comentario es importante :

Publicar un comentario

En los comentarios encontrarás muchas respuestas a tus preguntas. Inscribete y llena el formulario, así nuestro contacto es directo. Fuerte abrazo, Luza