style="margin-top:40px;". Me gusta el cotilleo - Belleza con Luza Ríos

Me gusta el cotilleo



“El orgullo tapa el camino hacia tu visión interior, si ves los defectos de otros, olvidarás los tuyos y te quitarás la oportunidad del cambio” Luza Ríos
Cuanto morbo crea el conocer las desdicha del otro
Es muy clara la visión. Los programas de cotilleo tienen la audiencia más alta; a las personas les encanta ver, las desgracias de los famosos y los no famosos. La razón es sencilla de verla, ver el sufrimiento de los demás hace que nos sintamos bien con nuestra vida, saber que otros están peor, hace que nuestra carga se sienta menos pesada.
Es más fácil ver hacia afuera, para evitar ver lo que hay dentro. Aceptamos con facilidad el basurero del vecino que ver la propia basura. Es más fácil señalar con el dedo al del frente que señalarse a sí mismo. En fin, que no queremos vernos.  No queremos aceptar que algo anda mal, que los problemas que suceden, la gran mayoría son causados por nosotros mismos. Que no somos tan increíbles como nos lo imaginamos.
Criticamos y juzgamos con facilidad a los demás, pero nunca nos detenemos a pensar como somos nosotros.  ¿Cómo nos ven los demás?
Cuando has tenido un problema, has pensado ¿en que he fallado? Casi siempre después del problema, la culpa es del otro, porque los fallos están afuera. Pensar que el error ha sido mío, es una herejía; primero les echamos la culpa a los demás, criticamos, destrozamos, y seguimos, para después volver a cometer el mismo error, vivimos experiencias parecidas una y otra vez, pero nunca nos detenemos a pensar, que esta situación la he provocado yo.
Depende de cuánto se quiera o se respete una persona para ser sincera con los suyos. Unas que se quieren poco, son cotillas por excelencia, quieren saberlo todo de sus amigos, son buenos escuchas, son amigos de todos, son buenos conversadores, se relacionan muy bien. Son unos excelentes comunicadores, muy sutiles, siempre hablan en secreto, con mucha confiabilidad. Porque, cuando conocen algo de una persona, le dan un enfoque desde su punto de vista, y lo pasan a los demás con esta nueva percepción, cambiándole el contexto, dándole la forma que necesita para destrozar a su confidente, lo cuenta a su antojo, alimentando su ego, como salvador, y sufrido amigo, que pretende ayudar a quien le ha confiado tal secreto. Este cotilla, hace esto porque al desnudar a su confidente ante los demás, le hace sentirse mejor que el otro.  Descubre a una persona que solo quería desahogarse, pero el cotilla, en su pretensión de sentirse bien consigo mismo, se quita la oportunidad de ver sus propios errores, porque le da más importancia a los problemas de los demás.
Entre más critique y juzgue a otras personas, menos posibilidad tengo de verme a mí misma. Y cada día, involucionaré tanto, que solo se le conocerá como el cotilla, o… a esa le gusta solo el cotilleo. ¡Qué pena! que a una persona se le identifique por su lengua bífida que puede llegar a ser venenosa.
Según el valor personal que se dé a sí mismo, será su actitud ante los demás; afectará su físico, su forma de mirar, de hablar, de moverse; su intimidad y lealtad en la amistad, el amor; influenciará en su rol personal, y más aún en su propia felicidad o infelicidad.
Las personas que gozan de un auto estima en Armonía han superado la vanidad, el qué dirán, el ridículo, la envidia, e ignorarse a sí misma. ¿Y qué significa? Que cuando una persona no tiene valor de sí misma, todo se le hace imposible, no puede, no quiere y no es capaz. La opción es buscar cómplices para encubrirse… que llamará “amiga, mejor amiga, amante, novio” que le servirán de apalancamiento para lucir, competir y criticar en su vanidad absoluta.
Cuando el auto estima es pobre, aumentará el poder del ego, y entre más pobre sea, el ego más grande se hará. El ego disfrazado de orgullo será la máscara dorada que cubrirá las miserias que hay detrás, ocultando con desdén lo que no gusta de sí misma (como persona) para dejar ver a otros lo que le gustaría Ser. El orgullo tapa el camino hacia tu visión interior, si ves los defectos de otros, olvidarás los tuyos y te quitarás la oportunidad del cambio.
La baja auto estima permite a una persona sentir envidia; su incapacidad de acción se convierte en reacción, y la desconexión con su ser interior, le dejan sentir celos, odio o rencor hacia ‘otras’ por las mismas cosas que cree carecer.
Si se siente mediocre en su trabajo, sentirá malestar ante el ganador, y su reacción será buscarle defectos y sacarlos a la luz ante sus cómplices, llamados compañeros de trabajo. Que tienen un poco de eso mismo para tolerar tanta insensatez.
Si se siente fea, sentirá malestar ante una atractiva mujer, y su reacción será buscarle defectos y sacarlos a la luz ante sus cómplices llamadas amigas, que se cubren con la misma mascara de vanidad y orgullo.
Según sea el potencial interior en combinación con la baja auto estima de una persona, así misma será su reacción: crítica, destructiva; juzgará, calumniará, y hasta calculará hacer daño.
Pero este comportamiento aunque les mantiene ocupados olvidándose de sus miserias, será un enemigo de sí mismo que crecerá cada día más.
Cada Ser tiene un camino que recorrer, cada persona tiene una tarea que cumplir, y si pierde el tiempo viendo a los demás le será más difícil cumplir con la misión de su vida
Debemos olvidarnos de los demás para criticar, aceptando a las personas como son. Busca tu centro, y crece en cuerpo y espíritu; esta es la clave para tener un mundo interior mucho mejor. Cuando estás en tu centro llegarán a ti unos principios básicos que aportarán calidad de vida. La sencillez, el amor, la amistad serán tu sello personal para que el mundo vea en ti una gran persona, y se te acerquen con confianza y amor.
Share on Google Plus

About belleza con Luza

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.

0 Tu comentario es importante :

Publicar un comentario

En los comentarios encontrarás muchas respuestas a tus preguntas. Inscribete y llena el formulario, así nuestro contacto es directo. Fuerte abrazo, Luza