style="margin-top:40px;". Los amigos - Belleza con Luza Ríos

Los amigos



En los momentos difíciles en donde se ven los verdaderos amigos
Vivimos en una sociedad donde compartimos con nuestros amigos en cada momento. Inventamos reuniones de todo tipo, fiestas, cenas, con el fin de compartir. Siempre risas, bromas, mucha amistad. Todo es armonía, mucha alegría. Llamadas van y vienen, atenciones, manifestaciones de afecto. Tenemos muchos amigos.
Un día nos levantamos con el pie izquierdo y todo empieza a salir mal, poco a poco, van cambiando las cosas, los amigos aparecen, ¡todos! quieren saber que pasa, te escuchan, opinan, y te ofrecen todo cuanto esté en sus manos. La mala racha continúa, de vez en cuando una llamada, y un “no te preocupes, tu eres como el ave fénix, ya lo verás como renaces de las cenizas”, poco a poco, te das cuenta que el teléfono no ha vuelto a sonar, llamas a esa amiga que tantas risas y afectos te ha manifestado, porque quieres hablar, quieres aliviar tu dolor, pero el teléfono suena y suena, y nadie contesta. La mala racha continúa, y estás en solitario, nadie llama, nadie contesta, pasan las horas, y todo es más silencioso…vacío.  ¿Donde están los amigos?, aquellos que llegaban de prisa cuando les llamabas, que estaban prestos para ir de fiesta, que no importaba la hora o el clima para ir de tiendas o tomar un café. Ahora no tienes nada. ¡Nada es nada!
Los amigos desaparecen, porque cada uno tiene sus propios problemas. Cuando uno tiene su problema, no debe esperar que nadie le ayude a solucionarlo, porque de la solución depende el crecimiento que se obtenga. Solo se recibe apoyo de aquellos que no son amigos, en algunas situaciones, pero que creen en uno, pese a la mala racha. Cuando se logra dar el salto, estos pasan a ser los verdaderos amigos; han creído en uno, en la nada, nos han ayudado sin esperar nada a cambio, estos son amigos.
No le podemos llamar amigos a aquellos que nos buscan para obtener algo a cambio, que nos buscan porque hacemos o tenemos algo que les interese. No son amigos los que solo están en momentos felices, y desaparecen en momentos tristes. Estos solo son oportunistas que aprovechan los momentos para no estar solos o gorrear.   Un amigo, es un hermano que tu haz elegido, que te acompaña en tu soledad, tristeza o escasez.
Tampoco debemos esperar que un amigo nos ayude siempre. Algunas experiencias suceden porque tenemos algo que aprender. Por fuerte que sea nuestra aventura, y difícil de soportar, hay momentos donde debemos pasarlo en solitario, de esto depende el crecimiento personal que se obtenga.

Yo soy una amiga que estoy cuando se me necesita, pero hay situaciones donde nuestro amigo ha entrado en una encrucijada, que si le ayudo, voy a cargar con un saco muy pesado, del cual no tengo arte ni parte.  Claramente es, no es mi problema, y si le ayudo, no aprenderá y lo va a seguir repitiendo, y repitiendo, como lleva haciéndolo en mucho tiempo.  Entonces a mi pesar debo dejarle que el mismo lo resuelva. Pero un amigo, si está para dar consuelo, escuchar, o sencillamente ofrecer un hombro para que descanse... nuestro cansado y afligido amigo.
Cuando tenemos un problema grave y difícil de resolver, no debemos quedarnos en repetir y repetir el problema. Descansar, meditar, hablar, son opciones para encontrar una solución.  De nada sirve deprimirse, desesperarse, pues esto anula cualquier posibilidad de salir a flote. También debemos tener claro con quien hablamos, no se le debe contar todo a todos, en algunos casos puede ayudarnos a hundirnos más en el fango, el que confiemos nuestras desgracias a la persona equivocada.
Hablar es importante, si tenemos un buen escucha, nos ayuda a escucharnos a nosotros mismos, y ver el enfoque del problema con mayor claridad. Por eso si alguien te cuenta lo mal que se siente y porque, solo escúchale. No decir nada puede ser más terapéutico, que decir algo, solo por decir algo. Se debe permitir que hable, que desahogue todo su dolor, y muy especialmente que se escuche, es la mejor forma de encontrar una solución o al menos entender porque hay un problema.  Pero no todos están por la labor, unos escuchan, opinan, critican y juzgan. El que está en el meollo del problema termina sintiéndose peor adentrándose en arenas movedizas.
Safe Creative #0912175131758
Share on Google Plus

About belleza con Luza

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.

0 Tu comentario es importante :

Publicar un comentario

En los comentarios encontrarás muchas respuestas a tus preguntas. Inscribete y llena el formulario, así nuestro contacto es directo. Fuerte abrazo, Luza