style="margin-top:40px;". La gran mentira - Belleza con Luza Ríos

La gran mentira


¡Yo jamás digo una mentira! ¡Mi más sincera mentira!
“Yo soy un as en la cama tengo varias amantes y a todas le doy su dosis necesaria”.   Hipertenso, diabético y la medicina le ha producido disfunción eréctil.
“Yo nunca como, no entiendo porque estoy gorda”. Cuando todos desaparecen, ella asalta la cocina, pero cuando todos están, come lechuga o toma solo un café.
“No entiendo porque todas se enamoran de mí”. Es el típico pesado que las llama a todas, y es un cliente asiduo de contactos por Internet. Tiene una gran agenda de estas personas que creen que él es el hombre perfecto, incluso con fotografía ficticia.
“No entiendo porque me pasa esto, si yo no hago sino ayudar a la gente”. El ayudador que esclaviza; te doy poco si me haces mucho, es un trato que muchos hacen aprovechando la necesidad del otro, para su propia compensación, pero lo hace de tal manera que aparenta estar ayudando.
Es muy repetitivo, escuchar como algunas personas alardean de sus atributos, se ve la máscara, pero lo real no lo vemos; después de mucho repetir y observar, uno se pregunta, pero no entiendo si ella o el dice que así, porque le ha pasado esto…es el auto engaño, funciona solo para sí mismo; creando dudas y comentarios de los que nos observan, estos se están enterando de la realidad.
Es muy propio del Ser Humano tratar de ocultar al mundo lo que le produce pena de sí mismo. Es más fácil tapar lo que nos gusta con una gran mentira, que tratar de mejorar nuestra calidad humana.  La intención cuando sale como comentario, es sentirse bien. Pero casi siempre esto es solo ponerse en evidencia. O será que inconscientemente es una forma de manifestar nuestra verdad, y, ¿pedir ayuda? Es muy difícil aceptar nuestra realidad, y más complicado es decirla públicamente, casi imposible. Pero la conciencia es algo que sorprende sobremanera, y necesitamos liberar tensión, para ello está el manejo de la palabra, y se puede sacar a la luz, liberarse y sentirse bien, no importan como se halla hecho.
Alardear de nuestras carencias, como si fuesen virtudes, es algo que se hace en la cotidianidad de nuestra sociedad, es el secreto colectivo, todos lo sabemos; conocemos la verdad, aunque nuestro interlocutor, esté sintiendo que nos engaña; pero como es nuestro secreto colectivo, entonces escuchamos, aceptamos y damos por hecho que hemos creído que la persona que supera los 100 Kg. no come, y podemos sugerir que puede ser un problema patológico totalmente desconocido… fin de la conversación.
Safe Creative #0912175131772
Share on Google Plus

About belleza con Luza

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.

0 Tu comentario es importante :

Publicar un comentario

En los comentarios encontrarás muchas respuestas a tus preguntas. Inscribete y llena el formulario, así nuestro contacto es directo. Fuerte abrazo, Luza